Silenciar a Trump no silencia el trumpismo

No le echemos toda la culpa a las redes sociales, pero tampoco las dejemos campar a sus anchas. Hay que regularlas más

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/silenciar-trump-no-silencia-trumpismo_129_6746112.html?utm_source=adelanto&utm_medium=email&utm_content=Socio&utm_campaign=01/15/2021-adelanto&goal=0_10e11ebad6-4a7337dcf3-56333765&mc_cid=4a7337dcf3&mc_eid=299ebf80b0

La alianza para la democracia debe empezar por casa

Las democracias están, en general, atravesando desde hace años trances complicados, y el mejor ejemplo es el intento de Donald Trump de haberse perpetuado en la Casa Blanca pese a haber perdido las elecciones frente a Joe Biden. La insurrección con el brutal asalto al Capitolio por huestes alentadas por el propio Trump ha supuesto una conmoción no sólo en EEUU sino también en Europa. El intento por Trump de que el Congreso, tras jueces y parlamentos de varios estados intentaran frustrar la ratificación de la elección de Biden, ha fracasado. Las instituciones han funcionado, pero una parte importante de los electores de Trump siguen pensando, con su líder, que las elecciones han sido un fraude. En estas circunstancias, la idea de una Cumbre Internacional para la Democracia cobrará aún más fuerza, aunque no necesariamente efectividad.

https://blog.realinstitutoelcano.org/transiciones-digitales-sostenibles-instrumentos-en-el-largo-plazo/

English version

https://blog.realinstitutoelcano.org/en/the-alliance-for-democracy-must-start-at-home/

De ‘Sol invictus’ a ‘virus victus’

Los romanos celebraban en estas fechas la victoria del Sol sobre la noche invernal que empezaba. El cristianismo siguió esa pauta de nuevo nacimiento. Esta vez, coincide con la llegada de las vacunas contra la COVID-19. Es de esperar que podamos derrotar, o al menos controlar, al virus

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/sol-invictus-virus-victus_129_6522303.html

Cuatro años después: el mundo ha cambiado para Biden (y para todos)

Joe Biden tiene una larga trayectoria en cuestiones de política exterior, seguridad e inteligencia, con sus lustros en el Senado y tras ocho años de vicepresidente de Barack Obama. Pero en el mandato de Trump, el mundo ha cambiado en varios aspectos importantes, que el nuevo presidente deberá tener en cuenta, en temas que, más allá de la pandemia y de su propio predecesor, le han de preocupar y ocupar.

https://blog.realinstitutoelcano.org/cuatro-anos-despues-el-mundo-ha-cambiado-para-biden-y-para-todos/

English version

https://blog.realinstitutoelcano.org/en/four-years-on-the-world-has-changed-for-biden-and-for-everyone/

La fuerza de la resiliencia

Resiliencia, según la Real Academia Española, es la “capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos”, y la “capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido”. El Consejo Nacional de Inteligencia de EEUU predijo en un informe de 2017 que “los Estados exitosos del mañana probablemente serán aquellos que invierten en infraestructura, conocimiento y relaciones resistentes a shocks”. Añadiendo que “aunque la resiliencia aumenta en importancia en un mundo más caótico, los cálculos tradicionales del poder del Estado rara vez tienen en cuenta la resiliencia de un Estado”. En la era del COVID-19, como indica Uri Friedman, del Atlantic Council, en un análisis muy citado, la fuerza de un país viene determinada no solo por su capacidad militar y económica, sino por su resiliencia, una nueva forma de poder en la geopolítica actual. Para Friedman, la resiliencia es “la capacidad de un país para absorber choques sistémicos, adaptarse a estas interrupciones y recuperarse rápidamente de ellas”. Y, hoy, para ello cuenta la capacidad de sus sistemas de rastreo y médicos para frenar la expansión del virus, y recuperar a los infectados, y su capacidad para fabricar, o comprar y distribuir ahora las vacunas, más que su poderío militar. La capacidad científica pesa mucho, como se está demostrando. Que la ciencia en menos de un año haya producido diversas vacunas contra el COVID-19 indica también una nueva capacidad de resiliencia de la humanidad.

https://blog.realinstitutoelcano.org/la-fuerza-de-la-resiliencia/

English version

https://blog.realinstitutoelcano.org/en/the-power-of-resilience/

El pulso mundial por el dominio de los semiconductores

Son elementos minúsculos basados en silicio o germanio. Están ya en casi todas partes de los desarrollos económicos y tecnológicos y, por tanto, de la seguridad. Hay una carrera mundial, sobre todo entre Estados Unidos y China, para el control de los más avanzados. Los semiconductores están en el centro de la nueva geopolítica y son esenciales para mantener la ventaja en el terreno de la defensa. Son lo que se llama una “tecnología fundacional”, estratégica. Actualmente, EEUU le saca a China dos o tres generaciones y entre cinco y diez años de ventaja, pero Pekín, ante las restricciones que le ha impuesto a este respecto la Administración Trump, se ha lanzado a una carrera por ser autosuficiente en materia de chips cuanto antes y llegar a ser un líder mundial en 2030, con cuantiosas inversiones públicas para colmar la brecha.

http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/comentario-ortega-el-pulso-mundial-por-el-dominio-de-los-semiconductores

‘The Crown’, tiempos vividos bien contados

La serie es en parte ficción pero buen reflejo de una época, de usos y personalidades y la dureza y liviandad de una familia, pero también una lección de política y constitucionalismo

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/the-crown-tiempos-vividos-contados_129_6487302.html

Por una nueva red progresista global

La llegada de Biden a la Casa Blanca abre la posibilidad de crear un marco de gobernanza progresista internacional

No ha habido ninguna Internacional Populista de extrema derecha, aunque Steve Bannon lo intentó, sin éxito. Pero se han reunido, se han apoyado y se han copiado entre ellos. Hay, por otra parte, una red conservadora. La llegada del demócrata Joe Biden a la Casa Blanca, y cuando la predominancia del neoliberalismo puede estar tocando a su fin, abre la oportunidad de retomar un viejo proyecto, la de un movimiento global progresista, bajo nuevas formas. Ante la desaparición de hecho de la Internacional Socialista, por algo así abogaba en 2011, ya como ex presidente de Brasil, Lula da Silva. Más que una internacional a la antigua usanza, se trata de generar una red. Puede apoyar a algunos en la oposición, y aportarles nuevas ideas. Pero necesita de dirigentes al frente de Gobiernos importantes. ¿Quién, sino Biden? Aunque por ahora el presidente electo de EE UU parece más interesado en sacar adelante su G10 o D10 de grandes democracias, aunque la defensa de la democracia, en peligro, sea una prioridad también para el progresismo.

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/nueva-red-progresista-global_129_6464499.html?utm_source=adelanto&utm_medium=email&utm_content=Socio&utm_campaign=11/27/2020-adelanto&goal=0_10e11ebad6-d62dff4e06-56333765&mc_cid=d62dff4e06&mc_eid=299ebf80b0

Vacuidad y esperanzas del G20

En plena pandemia global y consecuente gravísima crisis económica, el G20 no ha estado a la altura. De hecho, el G20 –agrupación, que no organización, de Estados que representan dos terceras partes de la población del planeta y un 85% del PIB mundial– funcionó en 2008-2009 ante la crisis económica y financiera de entonces porque hubo coordinación entre sus componentes que compartieron intereses y políticas. Hubo liderazgo por parte de EEUU, el Reino Unido y Francia. En 2020, ante el COVID-19 ha habido un inicial “sálvese quien pueda”, algunos elementos de desglobalización y proteccionismo, y falta de intereses comunes o compartidos en grado suficiente, aunque la carrera hacia más gasto público en seguida se hizo general, con o sin G20. Al liderazgo de Arabia Saudí en 2020, por rotación, no sólo le ha quedado grande la tarea, pese a haber convocado 36 reuniones ministeriales bajo su mandato, sino también por haberse puesto de forma demasiado evidente al servicio de los EEUU de Donald Trump. Quizá tras la cumbre (telemática) de Riad de este pasado fin de semana, el G20 pueda cambiar y hacerse más útil ahora que, asume su presidencia un país de peso como es Italia, con un Joe Biden como probable presidente de EEUU, más llevado a un cierto multilateralismo que más que recauchutar hay que reinventar. Con la esperanza de que la diplomacia digital deje paso de nuevo, tras el control de la pandemia, a una presencial mucho más efectiva y útil.

https://blog.realinstitutoelcano.org/vacuidad-y-esperanzas-del-g20

English version:

https://blog.realinstitutoelcano.org/en/g20-vacuity-and-hope/

El presidente Biden y la sombra del trumpismo

Joe Biden ha podido con la persona de Trump pero tendrá que lidiar con el fantasma del trumpismo. Biden es el presidente que más votos ha logrado en la historia (aunque la población y la participación han crecido, claro, y en porcentaje no ha superado al Obama de 2008). Ha ganado, pero no ha habido “marea azul” (el color de los demócratas), pese a los sondeos previos. Donald Trump, con tanto en contra en plena pandemia y crisis económica, ha obtenido más votos que cuatro años atrás y le deja a su contrincante una herencia envenenada en un paisaje en el que el trumpismo no se desdibujará. Se ha dicho a menudo que Trump, un outsider, ha sido más efecto que causa, pero su mandato deja huellas profundas. Ha sido efecto y causa. Y no va a dejar de seguir influyendo, en una sociedad que ha contribuido a polarizar aún más de lo que estaba. Hay dos EEUU, dos Américas, como dicen ellos, dos almas, que de momento parecen irreconciliables, porque se asientan sobre profundas diferencias culturales, identitarias, que se traducen en amistades separadas, en vecindarios deslindados, e incluso en actitudes contrapuestas ante el COVID-19. Biden se ha comprometido a poner fin a la “sombría era de demonización” en EEUU.

https://blog.realinstitutoelcano.org/el-presidente-biden-y-la-sombra-del-trumpismo/

English version:

https://blog.realinstitutoelcano.org/en/president-biden-and-the-shadow-of-trumpism/