Frente a China, también la ideología

En la competencia bipolar entre EEUU y China, en la que Europa es más campo que actor, la dimensión ideológica está tomando una creciente dimensión. Por parte china, de EEUU (Trump y Biden) y de Europa. La represión de uigures en Xinjiang y la nueva ley de seguridad en Hong Kong han traído las diferencias ideológicas a un nuevo, aunque no primer, plano. Y son también una palanca para frenar los avances tecnológicos chinos. El tecnonacionalismo se va imponiendo tanto en China como en EEUU.

Pandemia de la desigualdad

La COVID-19 también tiene divisiones sociales a nivel nacional y global. Puede provocar serios retrocesos, aunque África ha sabido defenderse bien

Al principio pudo parecer que la pandemia no diferenciaba entre grupos o clases sociales, pero ya ha quedado claro que sí. Los barrios más “populares”, más pobres y hacinados, en todo el mundo están sufriendo más. En EE UU, la covid-19 se ha cebado proporcionalmente más con la población negra o afroamericana, la más vulnerable y desprotegida. Y con el impacto económico de la covid-19 ocurre lo mismo: van a sufrir, están sufriendo más, los de más abajo. Lo que no dejará de tener consecuencias políticas y sociales, globales y locales, con marcados retrocesos en el bienestar.

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/pandemia-desigualdad_129_6263461.html

QAnon: la religión de la conspiración

No se sabe quién es Q pero ha dado lugar a un movimiento conspiratorio en EEUU –ahora con espejos, o espejismos, en Europa a vigilar–, que precede la pandemia pero que ha crecido espectacularmente al amparo de los confinamientos y la crisis económica y social. ¿Es una persona o un grupo de ellas? ¿Es producto de un uso malévolo de inteligencia artificial entrenada con posts conspiratorios? ¿Hay alguna potencia extranjera detrás? Hay diversas teorías, ninguna concluyente. En todo caso, ha dado lugar a un movimiento, una teoría de la conspiración, QAnon (el Anon viene de “anónimo”). Hace tiempo que el FBI se lo tomó en serio al calificarlo, en un memorándum interno en 2019, de “potencial amenaza terrorista nacional”. QAnon es hijo, en parte, de las redes sociales, de las que resulta difícil echarle, aunque Reddit lo ha eliminado de su servicio, Twitter ha suspendido miles de cuentas relacionadas, y Facebook ha dado pasos en esa dirección.

 

https://blog.realinstitutoelcano.org/qanon-la-religion-de-la-conspiracion/

English version:

https://blog.realinstitutoelcano.org/en/qanon-the-religion-of-conspiracy/

 

Lo que va en el saludo

El gesto con el codo que ha impuesto la pandemia no va a servir para reemplazar al apretón de manos

A veces nos gustaría saber qué hubiera pensado algún gran intelectual del pasado sobre lo que nos ocurre. Es no solo un esfuerzo inútil, sino que, en este caso, va contra los cimientos mismos de la manera de pensar de José Ortega y Gasset, con su razón vital y razón histórica, y la idea de que “yo, soy yo y mi circunstancia”. Probablemente le hubiera apasionado, para disertar sobre ella, la era digital y de la comunicación, algunos de cuyos elementos llegó a discernir en sus finales.

https://elpais.com/opinion/2020-09-17/lo-que-va-en-el-saludo.html

 

Globalización re-imaginada

El COVID-19 está impulsando una desglobalización –o, si se prefiere, una nueva globalización– que en diversas dimensiones ya había empezado antes de la irrupción de la pandemia, con la crisis que se inició en 2008. Como indican Carmen Reinhart, ahora economista jefe del Banco Mundial, y Vicent Reinhart, entre 2008 y 2018, el crecimiento del comercio global se frenó a la mitad con respecto a los 10 años anteriores. De cara a un mundo post-COVID-19, en el que aún no estamos, y, desde luego, para la actual etapa de incertidumbre, puede resultar útil precisar los términos de esta globalización re-imaginada, como la llama un breve informe de la Economist Intelligence Unit que la reduce pero no la anula (“down but not out”), aunque mucho dependerá de la duración y evolución de la pandemia. La globalización re-imaginada será a la vez menos china y menos occidental, más diversificada, menos humana y más tecnologizada, y en un entorno de dispersión de hábitats y de gigantismo de algunas empresas.

https://blog.realinstitutoelcano.org/globalizacion-re-imaginada/

English version:

https://blog.realinstitutoelcano.org/en/globalisation-reimagined/

 

Pandemia sin referentes morales

Ante la pandemia hay una falta notable de referentes no sólo políticos, sino morales internacionales, siquiera occidentales, de personalidades de relieve -dirigentes de diversos ámbitos e intelectuales- que sirvan de faros de orientación. Por ejemplo, el Papa católico Francisco -y en general las iglesias cristianas- no han sabido, o querido, ejercer de tales referentes. Tampoco el llamado a veces “Papa laico”, el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, ha desempeñado esa labor, mientras los intelectuales con proyección global parecen también haber brillado por su ausencia ante esta calamidad. Quizá por lo desconocido y la sensación de impotencia de una pandemia que reclama de la responsabilidad colectiva, sí, pero también de cada cual. Enfermedad moral, además de mortal, como se ha dicho.

 

https://blog.realinstitutoelcano.org/pandemia-sin-referentes-morales/

English version

https://blog.realinstitutoelcano.org/en/a-pandemic-without-moral-authorities/

 

Verano perdido

No hay nueva normalidad, sino una excepcionalidad derivada de la pandemia y de fallos institucionales. Es necesario y posible un nuevo impulso nacional basado en una renovada inteligencia colectiva

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/verano-perdido_129_6159998.html

 

Ahora le toca a España saber gastar

El acuerdo de Bruselas supone un impulso para una Unión Europea, por su alcance y por la rapidez con la que se ha logrado, pocos meses después de que estallara la pandemia y la crisis económica y social en España, en todo el Viejo Continente (y en el mundo). La UE –y no ha sido fácil la negociación– se muestra a la altura de las circunstancias. Ahora es España la que tiene que demostrar que lo está, que podrá gastar lo que se le ofrece en proyectos transformadores de su economía.

https://www.eldiario.es/opinion/zona-critica/ahora-le-toca-espana-gastar_129_6118420.html?utm_source=adelanto&utm_medium=email&utm_content=Socio&utm_campaign=07/21/2020-adelanto&goal=0_10e11ebad6-712f7b0306-56333765&mc_cid=712f7b0306&mc_eid=299ebf80b0

 

La guerra de las TikTok

Las consecuencias geo-tecnológicas de la guerra de TikTok llegan mucho más allá del impacto que puedan tener las prohibiciones que empiezan a afectar a la aplicación para intercambio de móviles de montajes cortos, propiedad de capital chino. La proscripción, primero en la India, posiblemente seguida de EEUU y Australia, contra toda una serie de apps chinas, puede tener consecuencias negativas para el desarrollo tecnológico de la República Popular. Es parte del pulso general en curso con China por parte de diversos actores en diversos ámbitos. Ha puesto de relieve que aquel país tiene debilidades y comete errores en su política exterior y de seguridad, como el encontronazo armado con la India en una zona fronteriza disputada en la región de Ladakh en el Himalaya. Pocos analistas dudan de que la prohibición de estas apps por parte de la India tiene mucho que ver con ese incidente.

https://blog.realinstitutoelcano.org/la-guerra-de-las-tiktok/

English

 

https://blog.realinstitutoelcano.org/en/the-tiktok-war/

El multilateralismo anda descarriado

“¿Libertad para qué?”, le preguntó Lenin a Fernando de los Ríos. “Libertad para ser libres”, respondió acertadamente el profesor de Derecho Político y dirigente socialista español de los años 20 y 30 del siglo pasado. “¿Multileralismo para qué?”, cabría preguntarse hoy. Y la respuesta no puede ser únicamente “para ser multilaterales”, como algunos pretenden. El multilateralismo no es un fin en sí, sino un medio, un método, no un objetivo absoluto, y anda estos tiempos perdido. Para empezar, no hay un acuerdo sobre para qué queremos cooperar, para qué queremos ser multilaterales. Según el politólogo Francis Fukuyama los grandes retos mundiales son consecuencia no de desacuerdos sobre cómo cooperar, sino una profunda pérdida de dirección sobre por qué cooperar, derivada de una pérdida de consenso global. A lo que hay que sumar la incapacidad del multilateralismo para responder a la complejidad necesaria para afrontar los retos actuales y el predominio del “¡sálvese quien pueda!” ante calamidades como la del COVID-19. Como señala la teoría de sistemas, sólo la complejidad puede derrotar a la complejidad.

https://blog.realinstitutoelcano.org/el-multilateralismo-anda-descarriado/

English version

https://blog.realinstitutoelcano.org/en/multilateralism-has-lost-its-way/